BLUE PRIZE SE PRESENTÓ EN SOCIEDAD

Más Novedades

03.06.2016

ESPECIAL ARTIGAS

BLUE PRIZE SE PRESENTÓ EN SOCIEDAD

Parecía definido a 100 metros del disco el Especial Juan P. Artigas, porque Gran Oceanica (Grand Reward) mantenía a raya a la abrumadora favorita Gamuza Fiel (Easing Along), pero cuando las fotos ya estaban al alcance de la mano de la defensora de La Quebrada, surgió como una tromba desde el fondo Blue Prize (Pure […]

Parecía definido a 100 metros del disco el Especial Juan P. Artigas, porque Gran Oceanica (Grand Reward) mantenía a raya a la abrumadora favorita Gamuza Fiel (Easing Along), pero cuando las fotos ya estaban al alcance de la mano de la defensora de La Quebrada, surgió como una tromba desde el fondo Blue Prize (Pure Prize) y ante el asombro general pasó a ganar en los tres alto finales. Fue tan impactante la carga de la defensora de La Frontera, que hasta el propio relato de Pipi Alvarez ya daba como segura ganadora a Gran Oceánica y cuando iba a sentenciar “cruzaron el disco” debió mutar de urgencia al “atropella violentamente abierta el 4 Blue Prize”, de manera que los gritos no solo de Pipi, también los de los aficionados cambiaron de dueño… Fabricio Barroso fue el que detonó esa carga espectacular de la pupila de Jorge M. Neer, con sedas de La Manija y sangre azul ya que desciende nada menos que de Blues For Sale, la múltiple heroína gradual por Not For Sale que JC Viviani cuidara entre 2006 y 2007. Le costó seguir al ritmo la primera mitad a la defensora de La Manija, que quedó de las últimas por dentro y recién desde los 500 pudo empezar a buscar hacia fuera. En 200, incluso en los 100 “no tenía televisor”, por eso Gran Oceanica dio la impresión de tener todo controlado. Sin embargo el remate de la Pure Prize fue rotundo, dejando prácticamente clavadas al piso a sus rivales. La perplejidad de Noriega cuando la alazana de Fabricio Barroso apareció para quedarse con la piñata, fue de antología…Medio pescuezo fue el fallo a favor de Blue Prize y la sorpresa llegó por el reloj, que estableció para esa milla un discreto registro de 1m40s19/100, más de tres segundos por encima de los potrillos de Alfredo Gaitán Dassié en los dos turnos del Penna. No es una diferencia menor, tres segundos en carrera equivalen a 15 cuerpos, lo que hablaría de un lote femenino que corrió bastante menos que los chicos. A dos largos y medio de la definición, la favorita Gamuza Fiel cerró una trifecta que pagó más de $3000, dividendo apoyado en los jugosos $16.30 que repartió la vencedora. También en ese turno femenino volvió a tener boletos grandes La Providencia, esta vez con la yunta Luxuria (Orpen) – Sassicaia (Pure Prize). La primera peleó adelante un rato con Labicana (Manipulator), pero ambas iban a tirar la toalla en los últimos metros del codo para llegar lejos de las chapas altas. Sassicaia mostró algo más de verguenza y quedó cuarta a casi 5 cuerpos, quedando de turno para la próxima. El barro y el estreno les pasaron la factura…

Nota de Turf Diario