DOÑA TANA FUE ARROLLADORA

Más Novedades

01.12.2016

CLÁS. MELGAREJO [L]

DOÑA TANA FUE ARROLLADORA

Hubo paseo de la Orpen y trifecta propia de las yeguas adultas en el Clásico Melgarejo (L-1400 m, césped).

A la hora de la verdad del clásico Melgarejo (L- 1400 m, césped), ayer en San Isidro, las potrancas recibieron una verdadera lección corredora de parte de las yeguas adultas, que dominaron la escena a voluntad, incluso con la ganadora Doña Tana (Orpen) obligando a colgar la chapa de varios cuerpos. Apenas si hubo lugar para las jóvenes en el tramo de diagonal, porque Tan Tiernita (Perfectperformance) corrió adelante un trecho en ese sesctor de la cancha dejando un parcial de 22s64/100, pero apenas desembocaron en el derecho Doña Tana la igualó practicamente de galope, estirando luz en cuatro saltos y apenas si Last Graffiti (Curlinello) amagó con pelear la exacta en los 400, como solitario arresto en pos de defender sus boletos, pero ni siquiera eso pudo rescatar la delegación juvenil, porque en la cuadra y media final Camuflada cargó para quedarse con esa segunda chapa y hasta la veterana ligera Dormi Tranquila (Star Dabbler), camino a los 8 años y sin experiencia en el tiro, se dio el gusto de decorar la trifecta superando a la agotada defensora de Orilla del Monte.

El final de Doña Tana fue una de las postales más calificadas que San Benito disfrutó en el año, exhuberante, siempre cómoda y al mismo tiempo arrolladora, la pupila de Nicolás Ferro se limitó a transitar en soledad frente a las tribunas, escalando sin exigencias de Adrián Giannetti la cuesta al disco ya sin rivales a la vista. Su crono de 1m20s31/100 para las catorce cuadras con pista achicadísima por baranda fue, lisa y llanamente, descomunal; La carga de la reprisante Camuflada alcanzó para verla desde 6 cuerpos, dejando a la cincha la valiente tarea de la adorable Dormi Tranquila, que saltó de la velocidad pura con una actuación más que digna. Altair contuvo a la Star Dabbler en el tramo de diagonal, escondiéndole la cancha incluso a las patas de Camuflada y Be A Champ (J Be K) para que la veterana pupila de Maximino Herroz llegara con toda la stamina posible al derecho, pero una vez exigida desde los 500 la veloz de Los Educaditos descontó con ganas, cumpliendo con creces al abordar un segmento totalmente diferente al de su vida de recta. Camuflada, en cambio, ya conocía sobradamente ese paño y solo lidiaba con la reprise, pero remató con fuerza y aunque chocó con una ganadora que estaba en otro nivel, puede decirse que volvió a su box con la certeza del deber cumplido.

Ahora, si hablamos de las nenas, cuesta encontrar el saldo fue apenas discreto: Last Graffiti fue la que más hizo y corrió poco, lo que ya pinta que el balance juvenil fue famélico. A la Curlinello le sigue costando mostrarse competetitiva fuera del pasto pesado, circunstancia que limita su concepto y la recluye todavía en el escalón de gran barrera. Este miércoles vino cuarta cerca, abrió en el derecho pero cuando había que correr en serio el refregón con las mayores le quedó grande, al punto que terminó cruzando cuarta a casi 9 cuerpos, margen que en pista normal es importante. Tiene, por supuesto, mil chances más, sobre todo porque aunque haya ganado bastante, recién está en los inicios de su campaña y no deja de ser una potranca con apenas seis salidas a la pista. Tan Tiernita, por su parte, enseñó el camino ese pedazo inicial y haber cruzado a 12 cuerpos le permitió sumar alguna experiencia, aunque como su nombre todavía pareció tiernita; para estos escarceos, mientras que lo de Be A Champ fue más pobretón todavía, porque ni siquiera se animó a ir al fuego, que era lo que venía haciendo en las condicionales. Su planteo excesivamente cauteloso solo se llevó como saldo un menor desgaste, pero en los hechos no corrió arriba ni abajo, cruzando apenas por delante de la outsider Infama Dan (Hidden Truth) a 17 cuerpos de la Tana de la familia Basombrio. A propósito de esta hija de Doña Recta (Southern Halo), recién de 4 años, la de este miércoles fue su cuarta victoria en 14 salidas y sus premios ya pasan los 800 mil pesos. Le queda mucho por dar, por supuesto, pero mientras ella cumple con esa tarea de training, su madre ya tiene otro Orpen correteando a su alrededor en los potreros de San Benito, bautizado Don Tarzan y tan zaino como su hermana clásica.