HI HAPPY PUDO CON LE BLUES

Más Novedades

11.10.2015

GP JOCKEY CLUB [G1]

HI HAPPY PUDO CON LE BLUES

El hijo de Pure Prize, propiedad de La Providencia, doblegó al ganador del Nacional en un emotivo final, ganó la cita máxima de potrillos en San Isidro y sigue invicto en cuatro salidas.

Hay victorias que se disfrutan el doble y derrotas que valen por triunfos. Sensaciones en ese rango fueron las que generaron en la fría tarde del sábado Hi Happy y Le Blues, los dos grandes protagonistas que tuvo la versión 2015 del Gran Premio Jockey Club (G1), con sus 2000 metros soñados, en el Hipódromo de San Isidro.

Ganó Hi Happy (Pure Prize) y dejó a Le Blues (Roman Ruler) -y a todos- con las manos vacías de sueño de Triple Corona, pero hacia ambos se extienden los aplausos. Fue un cierre memorable el que ofrecieron, y digno de dos potrillos diferentes y que, por algo, marcan el paso de la generación nacida en 2012.

Ganó Hi Happy, es cierto, de la mano de otra labor notable y que le permite ahora estar invicto en cuatro salidas, siempre en la grama del Norte. Pero, en algún punto, también ganó Le Blues, aunque la chapa de empate no haya sido parte del marcador, porque lo suyo fue impecable, dignísimo, lo que podía esperarse de un buen caballo, y ratificó sus condiciones, lo que no es poco en una temporada donde todo estuvo bastante volátil.

Después que Víctor Security (Stormy Atlantic) se floreara con parciales de siesta adelante, la recta deparó lo mejor del Jockey Club, con un mano a mano entre Hi Happy y Le Blues incierto por varios momentos, pero que comenzó a resolverse en la cuadra final, cuando el bello y enorme alazán de La Providencia empezó a sacar ventajas, no sin antes intentar ir hacia adentro, acción abortada por la pericia de Altair Domingos, su jockey, y que evitó una posibilidad de reclamo.

Hubo en el disco 1 1/2 cuerpo entre Hi Happy y Le Blues, con el porteño Besitos (Cima de Triomphe) atropellando rápido para colarse tercero a otros dos largos. Café El Dante (Pollard’s Vision) terminó cuarto y Sarónico Island (Lizard Island) completó el marcador rentado, todo tras 1m59s15/100, lo que denota que la última parte se corrió a velocidad elevada.

Ahora dueño de las Dos Mil Guineas (G1), del Ensayo (G2) y del Jockey Club (G1), Hi Happy es un caballo especial para La Providencia. Pero no por lo que corre, sino por las circunstancias por las que defiende los colores de su criador. Recordó otra vez Domingos que era el potrillo preferido del entrañable José Alves, y que fue él quien le pidió especialmente a la familia Depieri que no lo vendieran, que era el mejor que tenían. El querido José sabía del tema, y no sólo entrenando, pues al campeón lo descubrió en los potreros de Olavarría. Ahora es su compatriota Pedro Nickel Filho quien se encarga de que Hi Happy le de la razón, ya exhibiendo las virtudes en la materia por las que fue contratado para seguir con el trabajo de Alves.

Hi Happy le quitó a Le Blues la posibilidad de la Triple Corona, pero ahora el turf nacional tiene dos potrillos de primer orden; hay cosas que hay que perder, para ganar… ¿Volverán a encontrarse en el Nacional (G1) de Palermo? En principios, ambos equipos dieron señales de que el Derby es opción real a futuro. Si ocurre, habrá que prepararse para otro espectáculo de alto vuelo. Lo del sábado, fue sensacional.

Diego H. Mitagstein (TurfDiario.com)

Foto: PuraHípica.com