HISPANIDAD Y PODIO COMPLETO DE PURE PRIZE

Más Novedades

05.09.2016

GP POLLA DE POTRANCAS [G1]

HISPANIDAD Y PODIO COMPLETO DE PURE PRIZE

Kononkop cedió su invicto en la Polla, pero apareció Hispanidad, la hermana de Hi Happy, para salvar al “scratch”. 1-2-3 para Pure Prize, con Blue Prize segunda, entre las dos potrancas de La Providencia.

La suerte clásica de La Providencia no es una cuestión de azar. A fuerza de excelencia genética y de traning los festejos de la blusa brasileña se han convertido en una costumbre de los pesajes de Grupo 1, y este sábado en Palermo la Polla de Potrancas (G1) también terminó en las vitrinas del haras de la familia Depieri. La Providencia no pudo mantener el invicto de la buena Kononkop (Pure Prize), pero cuando La Manija parecía del lado de Francisco Goncalves con Blue Prize (Pure Prize) surgió la alazana Hispanidad (Pure Prize e Historia, por French Deputy, propia hermana del crack Hi Happy) para tapar a metros de la raya y con Jose Da Silva a bordo para que el cotejo tuviera tono enteramente verdeamarelho. Nombramos tres veces al maravilloso Pure Prize en las pocas líneas que van de crónica, porque lo del padrillo de Carampangue con sus tres hijas ocupando las chapas altas de la Polla de Potrancas (G1) es para una estatua como la que tiene Gardel en el centro de pista.

El favoritismo de La Providencia se apoyó lógicamente en Kononkop, invicta en cuatro salidas, pero habíamos destacado en el anuncio que Hispanidad era más que una simple compañera de yunta o rueda de auxilio, porque recordábamos que en el Gran Premio de Potrancas (G1) del norte mandó durante buena parte del derecho y terminó arriba quedando tercera de Kononkop al pescuezo, mostrando que tenía fuerzas similares a la hermanita de Koller (Orpen). Luego había visto de lejos a otra pesada de Pdero nickel Filho, Greta G (Exchange Rate) en las 1000 Guineas (G1), pero por algo aquella tarde la había elegido Altair Domingos; Este sábado en Palermo Altair estuvo por supuesto en la silla de Kononkop, la dueña de todas las miradas, pero cuando la zaina dominó con esfuerzo a la valiente puntera Sumailla (Sebi Halo) se vio que no podía desprenderse e iba a terminar cediendo en los 250 a la furiosa carga desatada por Goncalves con Blue Prize, momento en que la mayoría pensó seguramente que sus boletos estaban perdidos.

Faltaba, sin embargo, la cuota extra de coraje que en los grandes finales muestran los hijos de esa madre mágica que se llama Historia (French Deputy), e Hispanidad replicó en cierta forma lo que hizo el crack Hi Happy aquella tarde del Nacional 2015, cuando el puntero Old Bunch (Not For Sale) parecía tener el triunfo en su mano y a metros de la raya la alegría fue toda brasileña. En la Polla (G1) si abrían las ventanillas a 100 metros de la raya el favoritismo de Blue Prize habría sido claro, porque la pupila de Jorge Mayansky Neer luego de correr de las últimas siempre por dentro, cargó desde los 500 y pasó de largo en pleno rush a Kononkop dando impresión ganadora. Bien abierta, Hispanidad cargó casi al mismo tiempo que la defensora de La Manija, pero aquella siempre le llevó algo de ventaja, para ahogarse cuando tenía ya la playa al alcance de su mano. Igual que Old Bunch; La hermanita de Hi Happy se jugó el alma en esos saltos finales, exigida a fondo por Da Silva, y a 30 metros del disco igualó para terminar ganando por el pescuezo, al cabo de 1m33s64/100. Kononkop estrelló su invicto en la tercera chapa a dos cuerpos y medio, dejando entrever que tal vez el esfuerzo de Clásico Luis María Campos (G2) mermó en algo sus energías, mientras que a 4 cuerpos cruzó la carga de Silver Look (Archipenko) y a su cincha quedó la puntera Sumailla, quinta a poco más de 7 cuerpos en una tarea soberbia. Daba ventajas la defensora de El Enseñado, en primer lugar porque carecía por completo de roce jerárquico y se animaba a conocer las bravas en la pelea más dura; segundo, porque no había ido nunca más allá de las doce cuadras y tercero, porque Abelito ya está grande y las millas graduales nunca fueron su especialidad. Pero como dijimos en el anuncio aplaudiendo la aventura, los gustos burreros hay que dárselos en vida y la experiencia de la gente del stud El Enseñado vistiendo de gala y drisfrutando las luces de las grandes tardes fue inolvidable. La zaina es de carrera y les regaló lo mejor de sí, viniendo adelante con parciales de 22s49/100, 45s59/100 y 1m9s y monedas, aflojando un poco en los 300 cuando extrañó el tiro y aparecieron las dueñas de la pelota millera, pero salvando con dignidad la quinta chapa y hasta prometiendo ser más dura con la experiencia acumulada. En el otro extremo, las grandes decepciones de la Polla (G1) fueron Schoolmistress (Equal Stripes) y Coquetteame (Lizard Island). Lo de la zaina de Vacación es preocupante, vino lejos, Falero trató de guardarle energías pero cuando la buscó en la recta la potranca de la Juan Carlos Etchechoury se rindió por completo, al punto que el crack oriental la dejó de exigir en mitad del derecho y terminó cruzando última lejos. Aunque había conseguido colgarse de una alejada cuarta chapa, su debacle en el Estrellas Juvenile Fillies (G1) había sido similar, lo que obliga a abrir un compás de espera sobre su futuro, porque si en sus dos expresiones iniciales destiló clase, esta triste actualidad debe necesariamente tener alguna explicación veterinaria. Coquetteame bajó de escoltar a Kononkop a la mínima en las Estrellas (G1) al tibio sexto de este sábado, sin hacer mucho por la brega. Calvente la buscó en el derecho, la sacó afuera para ver si eso hacía que arranque, pero no hubo caso, la zaina poco. Terminó cruzando sexta, apenas por delante de su compañera de techo La Trevisa (Exchange Rate), que asumía la gala sin experiencia jerárquica. Pasó la Polla (G1) entonces, Konokop ya no es invicta, la reemplazó Hispanidad y el ranking de potrancas en la arena sigue teniendo color de La Providencia.