PUERTO REAL SUEÑA CON MÁS

Más Novedades

09.04.2017

CLÁS. RAÚL Y RAÚL E. CHEVALIER [G2]

PUERTO REAL SUEÑA CON MÁS

Faena prolija de Fabricio Barroso mediante, el potrillo de Roberto Bullrich se llevó el Chevalier.

La tarde bárbara de sábado en el Hipódromo de San Isidro tuvo entre sus principales figuras a Puerto Real, el potrillo que corre para los queribles colores del Stud Triunvirato que se postuló como figura a futuro de la generación al quitarle el invicto a Quiet Brazilian (Catcher In the Rye) en el Clásico Raúl y Raúl E. Chevalier (G2-1400 m, césped), resuelto cuando todavía la lluvia no se había hecho presente para complicar la pista y a todos. En gran faena del eficiente Fabricio Barroso, el pupilo de Roberto Bullrich construyó su trascendente triunfo de menor a mayor, sacando a relucir su potencia en la recta final para cortar el vuelo del favorito a unos 50 metros del disco, aventajándolo finalmente por medio cuerpo y tras 1m23s31/100.

Puerto Real le dio mayor valor aún a la línea de Malenchini (Lizard Island), que desde su box en el Campo 2 siguió las acciones analizando el futuro. Ocurre que la única derrota hasta ahora para el hijo de Pure Prize y Posera (Orpen) fue en su debut, justamente, cuando se cruzó con el talentoso alazán de Dark Horse, vencedor esa tarde por 11 cuerpos. Al margen de diferencias, Puerto Real no ha dejado de evolucionar desde entonces, ganando la de perdedores con solvencia y ahora poniéndose al frente del proceso selectivo de San Isidro con la amenaza de hacer aún más claro todo cuando las distancias sean mayores, de la milla en adelante.

Su ascenso es casi natural si se repasa la historia de Bullrich y sus buenos caballos que se destacaron temprano. Si es posible, suele pasar por alto los turnos de velocidad, darles tiempo a sus productos y anotar donde se debe el trainer, y con Puerto Real apeló cien por ciento al librito que tantas satisfacciones le dio. Tiene un caballo de condiciones, que ya ha mostrado que sea en arena o césped puede dar lo máximo, y eso siempre ayuda. Pero la habilitad desde abajo es siempre fase vital para el desarrollo de los jóvenes con condiciones. Bullrich lo sabe y lo aplica. De memoria ya. Quiet Brazilian corrió muy bien, justo es reconocerlo, pasando de la tierra porteña a la grama del Norte, en un cambio que con el Montevideo (G1) tan cerca debe pensarse en función de las Estrellas, que esta temporada se correrán en San Isidro, y que quizás Happy Roman (Roman Ruler), como aquél, de Santa Elena, encare la misión de medirse con Malenchini el 1 de mayo. En silencio, El Impoluto (Exchange Rate) se colgó de la tercera chapa del marcador a 3 cuerpos de Quiet Brazilian remontando desde la última colocación por dentro y con alguna que otra complicación leve de tránsito. Del debe quedó Jaguer Faster (Lizard Island) que, aunque no llegó lejos, su octavo lugar tuvo sabor a muy pero muy poco.

© TurfDiario.com