RICARDO JUAN, EN ASCENSO

Más Novedades

15.11.2016

CLÁS. IRINEO LEGUISAMO [L]

RICARDO JUAN, EN ASCENSO

El Orpen del stud Renacer se hizo un picnic en el Clásico Irineo Leguisamo (L-2000 m, arena)

La curva ascendente de Ricardo Juan (Orpen) lo mostraba en la cima de las chances del Clásico Irineo Leguisamo (L-2000m), el tibio duelo central de la reunión de este lunes en Libertador y Dorrego, y por cierto no hubo sobresaltos para los bolsillos generales, porque el pupilo de Jorge Mayansky Neer ganó a medio correr, dejando en claro que merece una chance en los choques más duros del firmamento clásico de los mayores. Primero en catorce cuadras, luego dos veces en la milla, una a nivel de handicap, y este impacto de ayer en veinte cuadras cono tono clásico son aval más que suficiente para la obvia conclusión de que el defensor del stud Renacer ha dado un salto corredor enorme en los últimos meses, siempre con el incansable Francisco Leandro Fernandes Goncalves en la silla y por cierto que ayer el carioca líder de la estadística poco tuvo que trabajar para sumar un nuevo pesaje, ya que el nieto de Candy Stripes encimó un rato al puntero Pete The Tiger (The Leopard) y dominó en los 400 casi como si estuviera haciendo otro paseo preliminar.

Con el pleito ya definido en los 300, tal vez para medir de manera más precisa el motor del zaino, Goncalves le dio un par de chirlos de zurda al Orpen y la respuesta fue un remate a toda orquesta, cruzando con acción arrolladora. Con esa postal para el anecdotario, cuesta todavía imaginar hasta donde seguirá subiendo la curva de evolución del zaino de Mayansky, aunque lo que si ya puede afirmarse con absoluto rigor es que excede con creces este nivel de clásicos de mediano nivel. Para Laureliano, el placé fue positivo en alguna medida porque lo sacó de dos tareas anteriores (tercero de Keane a 11 cuerpos y último de Pete The Tiger a 7) que habían menos que discretas. Esta vez el pupilo de Guillermo Frenkel Santillán pudo relegar al The Leopard de Pedro Armada y Ricardinho, lo que remarca un sensible avance y lo pone otra vez en pos de la demorada séptima victoria de su campaña. Para Pete The Tiger el concepto podríamos decir que quedó en el mismo lugar, porque se jugó con su vaentía habitual y cuando pasó de largo Ricardo Juan, que era claramente superior a todos, siguió batallando con Laureliano por el placé sin darse por vencido. Ya más abajo entramos en terreno vidrioso, Blue Dacnis (Incurable Optimist) volvía de un año, por eso se le puede perdonar que se haya cansado más de la cuenta en el derecho, hasta cruzar cuarto a más de 13 cuerpos del vencedor. Reprisar de tanto tiempo siempre es duro y mucho más en la distancia, de manera que habrá que ver otra para medir si el defensor de Los Cerrillos tiene todavía para dar o sus mejores tiempos han pasado, en tanto que Skrik (El Corredor), Thunder Fire (Thunder Gulch), Port Louis (Exchange Rate) y Sofiato Rate (Exchange Rate) se llevaron un aplazo de regreso al box, mostrándose muy lejos de sus mejores tardes.

TurfDiario.com