URKO Y OTRO ÉXITO CLÁSICO

Más Novedades

11.08.2015

CHILE · CLÁS. SOC. HIPODRÓMO CHILE

URKO Y OTRO ÉXITO CLÁSICO

El hijo de Pure Prize, reservado de Carampangue, se impuso ayer en el Club Hípico de Santiago

Corazón, rusticidad y, por supuesto, una buena dósis de potencia corredora hacen de Urko un caballo bueno. El argentino volvió a golpear fuerte ayer en el Club Hípico de esta ciudad, ahora quedándose con el Clásico Sociedad Hipódromo Chile (1600 m, césped), sumando otra corona de brillantes para un collar que ya desborda.

Reservado por el Haras Carampangue, protagonizó un apasionante match con el puntero Umamichi (Victory Gallop) durante toda la recta final, aferrándose al premio mayor justo en el disco, donde sacó una nariz de diferencia en la aceptable marca de 1m36s69/100.

Al cuidado de Jorge Inda M. y con Oscar Ulloa en las riendas, el tordillo estuvo implacable a la hora de la verdad, dándole a su trayectoria el décimo segundo festejo sobre 45 presentaciones, con 13 segundos, 7 séptimos y seis cuarto.

Digna de desmenuzar la campaña de Urko, que comenzó con todo hasta diluirse luego de un par de decepciones en el máximo plano del proceso selectivo. El tiempo pasó y entre triunfos y arrimes en clásicos menores y handicaps retomó su mejor forma hace poco más de un mes, cuando se impuso en el Clásico Copa de Oro (G2), alcanzando la clasificación para el Breeders’ Cup Dirt Mile (G1), pues esa prueba es parte del programa Win and You’re In que desarrolla la serie a nivel mundial.

Una vez abortada la idea de viajar a Lexington, Urko animó el Clásico Fernando Moller Bordeu (G2) para queda cuarto de Feliz de Vivir (Feliz dela Vida), derrota de la que ahora se rehabilitó ampliamente.

Muy distinta fue la gestión del gran favorito Fantasmagórico (Scat Daddy), titular de G1 y uno de los mejores potrillos de la generación en 2014, dándole pelea al mismísimo Il Campione (Scat Daddy). Superado un trastorno físico que casi le quita la vida, el zaino fue apenas cuarto, aunque ya dejando atrás la inactividad. Seguramente, en próximas salidas retomará su mejor forma.

Urko tiene por madre a Uralis (Equalize), cuya primera cría fue Usual (Roy), también múltiple ganador de grado aquí; también produjo a Udaquiola (Pure Prize), placé clásica y actualmente en la reproducción. Casualmente, Umamichi, el derrotado por Urko, pertenece también a la línea materna de la U, pues Undersea (El Botija), su madre, es hermana materna de Uralis.